lunes, 17 de octubre de 2016

Gamonoso

No cabe ninguna duda. Todo aquel que pasa por Gamonoso siente un incontrolable deseo de volver a visitar este pequeño pueblo manchego. Un deseo que en la mayoría de los casos (y más pronto que tarde) se termina cumpliendo, ya sea en su concurrida matanza anual, en las animadas fiestas de San Isidro o en un fin de semana cualquiera entre amigos. Cautiva la belleza de un paisaje manchego protagonizado por encinas centenarias y amplias dehesas. Atrapa la simpatía y hospitalidad de sus habitantes, siempre dispuestos a recibir y a cuidar de sus huéspedes con todo el cariño imaginable. Y enamora el silencio de sus calles. Un silencio de verdad, sin coches, sin prisas, sin interrupciones. Un pueblo con sólo cinco habitantes pero que ya es un poco de todos. ¡Volveremos seguro!







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...